La cultura Maya a través del tiempo

La cultura Maya incluye a un gran número de comunidades y grupos lingüísticos que, hoy en día, se localizan en Guatemala, Honduras, Belice y México. El desarrollo como sociedad de esta cultura abraca unos 3,000 años, y los arqueólogos lo han dividido en tres períodos principales: El Período Preclásico que inicia 2,000 años antes de Cristo hasta el 250 d.C., fecha escogida por los arqueólogos dada la aparición de monumentos fechados con Cuenta Larga; seguido por el Período Clásico, el cual finaliza hacia el año 950 d.C. con la desaparición de dichos monumentos. Entonces se da un desarrollo importante en la península de Yucatán y en el Altiplano guatemalteco, conformando el período Postclásico que culmina en 1524 con la fundación de la primera ciudad española en el territorio de Guatemala. Sin embargo, en Petén, el gobierno Maya Itza’ se mantuvo firme hasta 1697, mientras que en Yucatán, los pueblos Mayas mantuvieron una feroz resistencia hasta inicios del siglo XX. Dentro de este conjunto de pueblos, el grupo que habitó las Tierras Bajas del Petén y el sur de Yucatán, un grupo de habla Cholana, dejó como legado una impresionante civilización con construcciones arquitectónicas inmensas, -como las ciudades de la cuenca Mirador-, extensas y masivas calzadas (la más grande de 100 km de largo), sistemas de drenaje y acopio de agua, y sistemas defensivos, entre otros.  Este grupo, el popularmente llamado Maya clásico, si bien tuvo un declive hacia el Siglo X, dejó su huella en las matemáticas, la escritura y las observaciones astronómicas e influenció indudablemente a los grupos que florecerían paralela y posteriormente.

(Pacunam, 2012)

Período Preclásico (2,000 a.C – 250 d.C.): Alrededor del 2,500 a.C. se conoce de las primeras comunidades asentadas en el Petén, debido al registro fósil de maíz con el que se cuenta. En la Costa Sur, por su parte, entre 1,550 y 1,250 a.C. aparece la primera evidencia cerámica. Con el desarrollo de la civilización Olmeca, hacia 1,200 a.C., da inicio una intensa red de comercio lo que da pie a un incremento en la ocupación y actividad de Tak´alik Ab´aj a partir del año 900 a.C. hasta convertirse en un verdadero “centro comercial”. Entre los años 900 al 600 a.C. aparecen otros focos de desarrollo como los sitios de la llamada cuenca Mirador y Tikal. Durante el período del 600 al 400 a.C. las redes de comercio están mejor definidas y se notan contactos distantes hacia el sur con la Costa y hacia el Norte con Yucatán. A partir el año 400 a.C se alcanza un crecimiento notable con el aparecimiento de la Institución gubernamental conocida en torno a la figura del Ahaw y es un momento de incremento constructivo en todo el Petén. Tak´alik Ab´aj, parece moverse a una filiación más claramente Maya. Sin embargo en un período entre los años 50 a 250 d.C., se da un cambio importante en varias áreas. Los sitios en la Cuenca Mirador sufren un declive poblacional y se evidencian encuentros bélicos en el Peten central. Como resultado, empiezan a aparecer nuevos y pujantes sitios, como Naachtun, y aparece la primera dinastía en Tikal. Llega al Altiplano una población k´iche´, la cual aparentemente se asentó en Kaminal Juyu’, la ruta comercial de Tak´alik Ab´aj es interrumpida y cesa la erección de monumentos en aquella ciudad. Período Clásico (250-900 d.C): En 376 d.C. un contingente liderado por Siyaj K´ak´ y apoyado por una facción teotihuacana irrumpe en las Tierras Bajas del Petén y se da un cambio en la dinastía de Tikal. Desde entonces, Tikal avanza a controlar las rutas de comercio de El Peten, por medio del control de las cuencas rivereñas. En 426 d.C. se funda la dinastía de Quiriguá, bajo la protección de Copán. En 672 d.C. Tikal ataca Dos Pilas y se incrementan los ataques entre quienes son aliados de Tikal y los asociados a la dinastía Kan de Calakmul, y culminan con la victoria de Tikal. Sin embargo nuevos frentes se abren y nuevas dinastías entablan encuentros bélicos en Petén. Mientras tanto, en el Altiplano, la separación entre los grupos mayores del K´iche´ se acentúa. Surgen los sitios del Baúl y Bilbao como centros dominantes en la región de Cotzumalguapa. Período Postclásico (950 d.C. – 1,967 d.C.): Hacia el 950 d.C., Chichen Itza se convierte en el centro dominante de la región. Para entonces, la actividad en el Centro del Petén se encontraba en declive, luego de erigir sus últimos monumentos en 889 d.C. y de la quema de Caracol hacia el 895 d.C.  Chichen Itza cae hacia el 1100 d.C. y Mayapan toma su lugar luego de su fundación en 1221 d.C. En ese momento florecen los asentamientos costeros y el comercio marítimo tiene un apogeo. En el Altiplano los grupos K´iche´, Kaqchikel y Tzutujil se expanden por el centro de Guatemala hasta el momento del contacto con los españoles. La invasión española marcó un nuevo período de resistencia, tanto en lo militar como en lo social, y dio paso a una historia que aún hoy se mantiene viva. Desde los años noventa, un movimiento revitalizador de la cultura maya, apoyado por la lingüística, la antropología y la arqueología, ha dado fundamento a su permanencia y subsistencia como grupo humano presente y contribuyente a la historia actual del país. Las numerosas publicaciones que se originan desde el seno de los grupos Mayas cubren no sólo cuestiones puramente históricas sino también amplían su participación en  las artes y en la política.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: